O Dezaseis Restauración
Restaurante o dezaseis, restaurantes en santiago de compostela, resturantes en santiago, resturantes en el casco histórico de santiago Restaurante o dezaseis, restaurantes en santiago de compostela, resturantes en santiago, resturantes en el casco histórico de santiago Restaurante o dezaseis, restaurantes en santiago de compostela, resturantes en santiago, resturantes en el casco histórico de santiago Restaurante o dezaseis, restaurantes en santiago de compostela, resturantes en santiago, resturantes en el casco histórico de santiago Restaurante o dezaseis, restaurantes en santiago de compostela, resturantes en santiago, resturantes en el casco histórico de santiago Restaurante o dezaseis, restaurantes en santiago de compostela, resturantes en santiago, resturantes en el casco histórico de santiago
Descripción:
En esta casa de comidas de estilo tradicional se cuece lenta la amistad. No existe la línea divisoria entre jefes y trabajadores. Por la noche se sientan a la mesa y comparten la anécdotas, los buenos y malos momentos vividos a lo largo del día. Eso es lo que diferencia al Dezaseis de otros restaurantes.
Los suculentos platos proceden de la mejor tradición gastronómica del país sazonados con un justo punto de la nueva cocina gallega.
Horario: De lunes a sábados 14:00-16:00 / 20:30-24:00
Teléfono: 981 577 633 / 981 564 880
email: correo@dezaseis.com
Información adicional: Bajar las escaleras del dezaseis en la compostelana calle de San Pedro es como descender los escalones que coronan los escenarios de los cabarés. Allí todos son protagonistas, personajes de gran obra del mundo que se cuece desde las paredes de piedra del comedor interior hasta el último rincón de la cocina.
El Dezaseis forma parte de la historia cotidiana de Santiago. Descubrirlo es un proceso iniciático que despierta al paladar el sabor del vino, el olor del pulpo a la parrilla y las risas provocadas por el licor café.
Convertir clientes en amigos es una virtud que muy poca gente tiene en este tipo de negocios, donde se piensa que la distancia entre el cliente y el serviciio es necesaria. Nada más lejos de la realidad en este lugar, donde el protocolo es el justo,el mínimo.

Este es el comienzo de un ajetreado día de trabajo en el Dezaseis:

Por la mañana antes de que abran, la Madrina, que ya le pasó la plancha a las camisas, se encarga de que todo esté a punto para comenzar el trabajo. Ella es la supervisora perfecta y cariñosa. Aún hay tiempo para tomar un café y comentar las noticias de los periódicos. Sabias y alegres conversaciones sazonan pescados, carnes y verduras que van introduciendo en las ollas.

Casal, en la cocina, suelta su lengua hábil, su palabra ágil y divertida con la sonrisa cómplice de Zalo que prepara seu increible flan de queso con una dedicación y cariño que luego degustan los paladares más esigentes.

Hay un constante vaivén de camareros que entran y salen de la cocina con un ritmo y con una cadencia perfectos, sin tropezar unos con otros, hasta formar una danza frenética pero acompasada.

Se escucha, como la mejor de las músicas, el revolotear de toda la gente que trabaja, vive y se desvive por esta casa.
 
Volver atrás
(+34) 981 568521
Mi estado
Seleccione un idioma:
 
Entrada usuarios/agencias:
email:
Clave:
Nuevo usuario Nueva agencia
¿Ha olvidado su clave?
Berenguela Blog
 
Alojamientos destacados:
Inicio         Quiénes somos         Aviso legal         Política de privacidad